Estos personajes salen sobre todo de las calles de Zaragoza, de esos días de invierno con un sol cegador y un cierzo loco, o de esos días de agosto en los que el tiempo en la ciudad se paraliza…

 

 

Anuncios